domingo, 11 de agosto de 2013

7G



Las alas se helaron y,
de sólidas,
se zambulleron en una gravedad
que aún hoy,
de tan cierta,
parece siete veces mentira...

Los ojos de mar no anunciaban
lo infinito,
sino el ahogamiento
en una profundidad de falsas esperanzas...


...
...
...
..
..
..
.
.
.

1 comentario:

Quique Rivas dijo...

Ya tienes lo que querías. Duerme...