martes, 26 de mayo de 2009

Eternidad con estómago

Mientras la eternidad se balancea en mis pestañas,
el panadero espera el euro que no tengo,
y yo sólo espero pan.

...
...
...
..
..
..
.
.
.

3 comentarios:

an dijo...

yo espero más que pan... mientras pestañeo, respiro.

Quacking-pingüino dijo...

La moraleja del poema sería "del mundo espera sólo pan; de tí mismo, todo."

Pestañear y respirar ya es un logro, hey.

Saludos!!

an dijo...

pestañear, respirar y un buen bocata de moraleja puede considerarse todo.